Translate

jueves, 19 de septiembre de 2013

¿Qué valores tiene el Patrimonio y para qué sirve?

Pregunta difícil de contestar donde las haya... pero tan común en plantearla. ¿Alguien me ayuda a responderla con el mayor rigor posible?, sería un placer leer diversas opiniones al respecto.
Lo que se nos plantea en esta pregunta es fácil de explicar, que no de entender, puesto que las posiciones que cada uno de nosotros como individuos tenemos, como nuestra posición como historiadores, nos hace ver las cosas de un modo diferente. Invitando así, a que intentemos ponernos en la piel de cada cultura, para entender sus decisiones y sus planteamientos, en cuanto a su Patrimonio se refiere.
José Ignacio Roca, responde a la pregunta ¿a quienes sirve el patrimonio?, insiste que sirve a una institución determinada, (ver aquí ), con una larga discusión a la que podemos sumarnos si queremos, en el blog citado.

Como dije en entradas anteriores, es un tema peliagudo, ya que las posiciones de cada uno de nosotros es tan variada como verdades regadas por el universo, y cada una merece el respeto y la consideración que tenemos que darle.
La declaración de bienes como Patrimonio Mundial es un reconocimiento que otorga la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) a los sitios que poseen un valor universal excepcional. Por medio de esta distinción se califican estos bienes como universales, y su disfrute, protección y cuidado pasa a ser reconocido por todos los pueblos del mundo, independientemente del territorio en el que estén localizados.
Entre los cometidos que tiene la UNESCO está promover la identificación, la protección y la preservación del patrimonio cultural y natural de todo el mundo, considerado especialmente valioso para la humanidad. Con este objetivo surge la idea de redactar un tratado de carácter internacional que cristalizó en la Convención  sobre la Protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural, aprobado por la UNESCO en 1972.  Hasta ahora, 190 países han ratificado este documento, reconociendo que los sitios localizados en su territorio e inscritos en la Lista de Patrimonio Mundial, sin perjuicio de la soberanía o la propiedad nacionales, constituyen un patrimonio universal en cuya protección la comunidad internacional entera tiene el deber de cooperar." Esto es lo que nos encontramos en la página del ministerio, acerca del patrimonio, y a colación de esto, quisiera mostrarles unos vídeos no aptos para personas con cierta sensibilidad a la defensa patrimonial.

Budas en Afganistán , se trata de un vídeo donde se muestra la destrucción en directo de los budas gigantes que se encontraban en Afganistán, y que después de la toma de posesión del gobierno talibán, se encargan de destruir, alegando que no se sienten identificado con ese culto, y que el islam es iconoclasta, por tanto, sobran las figuras.
Muchos nos podemos preguntar, ¿qué daño hacen unas piedras talladas?, cualquier ciudadano de a pié se lo preguntaría, porque no molestan, pero si pensamos como tenemos que pensar los historiadores, sopesaremos las realidades de cada uno de los pueblos. No digo que tengamos que justificar esos actos, sino intentar entender por qué se hacen, cuáles son las inquietudes para ejecutar una acción, con respecto al Patrimonio.
Al parecer, Afganistán no ha sido uno de los países que firmó esa carta con la UNESCO. Además, como opinión personal, si podemos ser multados en la calle por destruir intencionadamente o no, parte de nuestro patrimonio expuesto,¿ por qué no se les multa a los gobiernos por tolerar destrucciones como las que apreciamos en el vídeo?... ¿acaso solo existe la UNESCO para dar toques de atención?

Para limar asperezas y mal sabor que nos ha dejado este vídeo de los budas destruidos cruelmente por una sociedad que no los apreciaba, les propongo este documental, laboriosamente realizado para que nosotros podamos ver cuan importante es nuestro patrimonio y lo vulnerable que es el mismo, ante las amenazas humanas.
Se trata de un documental con imágenes inéditas de una de las mayores campañas de conservación patrimonial realizadas en el mundo. durante la guerra civil española y ante el avance de las tropas franquista por norte y sur, el gobierno republicano, realizó con éxito, una salvaguarda de nuestro patrimonio a ojos tapados para el resto de la sociedad, que es difícil imaginarlo.
Noches sin dormir, centenares de personas trabajando a destajo y mil diplomacias con el exterior para que las obras de arte estuviesen a salvo de bombas y desconsideraciones de la parte sublevada.
¿Que se podría haber evitado tanto trabajo? sí, si se hubiesen rendido antes los republicanos, pero no fue así. Así se vivió y así lo mostró la 2 en este maravilloso documental que no tiene desperdicio alguno.


El valor del patrimonio, aunque en el mercado de las artes tenga un valor físico e intrínseco, es incalculable si hablamos del valor moral, cultural, y artesanal. ¿Para qué sirve? pues nos puede servir para que no creamos que somos los primeros y los más importantes creadores de la humanidad, sino que tenemos un legado que gracias a él, hoy estamos en la posición y conocimientos que estamos. Es una herencia de nuestra cultura, nos sintamos identificados o no tanto. la riqueza del arte nos habla de un pasado que conocemos gracias a esas obras, y que, por mucho que intentemos hacernos los vulgares y decir ¿ a mí la pintura no me dice nada?, no podemos obviar que hasta un cuadro de Rembrandt existe porque somos conscientes de lo que fuimos, y de lo que somos, gracias a ese legado.