Translate

domingo, 27 de octubre de 2013

¿Desaparece el concepto original de Patrimonio o se altera la definición?

Hoy me ocupa unas noticias que, lejos de dejar indiferente, se acerca más a la reciente indignación que se está apropiando de mis intestinos.

Nuestro gobernísimo excelentísimo, y todos los ísimos habidos y por haber en este país, al parecer se aburren infinitamente, y en vez de atajar los problemas como "hombres", parecen colegiadas en celo ante la deplorable solución de Europa recayendo en nosotros, como si nosotros fuéramos títeres (que lo somos), de un titiritero sin escrúpulos y sin formación. 
Ya no solo se bajan los pantalones ante sentencias absurdas y en contra de toda lógica moral como la acaecida hace nada, sobre la liberación de aquellos que eligen matar a pobres inocentes ante los nefastos acuerdos con el gobierno de turno, en vez de optar, (tan loable como cualquier método de extorsión) por matar a todos aquellos que están en el poder robando y mintiendo al pueblo, (que también hay que añadir desde hace pocos años, llevando al país hasta su más triste miseria económica e intelectual). 
Para no aburrirles. Con lo indignadísima que vengo yo, con las declaraciones absurdas de nombrar a diestro y siniestro bien de interés culturas a las chorradas que les salen por las bocas a los nietos de los políticos y celebrarlo cual halloween se tratase, me topo con esta estúpida noticia, bueno, estúpida no, lo que le sigue.

Lo que faltaba, como el dichoso futbito no se lleva dinero ni nada de nuestras arcas (aunque juren que no es así, no les creo un pijo), se construyen estadios como templos de dioses griegos para que los niños se dediquen a darle golpitos a una pelota mientras se matan como perros en el rin del césped, perdón por los futboleros, que no celebro que mientras el país no tiene un duro y haya gente tirada en las calles porque los banquísimos requieren con urgencias sus casas (como el que las va a vender sobre la marcha), mientras se queda gente capaz sin trabajo, cuando las pensiones son más que discutidas, unos niñatos que no saben hacer la O con un canuto, cobran más en un año de lo que nosotros cobraremos jamás en tres vidas. Sólo los ignorantes no son capaces de ver la injusticia tan grande, y reitero, la idiotez y la vergüenza en que se ha convertido este país.
(Puente y catedral de Estrasburgo, tomada de wikipedia)


Para colmo, un atentado más (afortunadamente, ya podemos atentar sin problema porque Estrasburgo nos libera a todos como "aquí no ha pasado nada...") contra el patrimonio cultural, ese que alegaba yo en unas entradas anteriores, MIO y de USTEDES. Ahora resulta que si excavando en una zanjita ven una muralla romana bella, esbelta y con curiosidad por saber cómo es, cuan larga es y quién la construyó, no pasa nada, la pueden esconder bajo una gran mole de hormigón, ¡¡que no pasa nada!! Quién demonios va a querer ver un asentamiento, o un lugar de enterramientos o inhumaciones, buahhh, fuerte tontería... lo mejor es "echar tierra al asunto", de toda la vida de Dios... porque gracias a la nueva Ley de Patrimonio si me tropiezo con la tumba de Leovigildo, o Teodomiro, o alguno de esos, miro a ver si hay algo de valor, y de los huesos ni mu... a no ser que tengan una planta preciosa que sirva como veces de salón al cual puedo adornar con unas columnas griegas preciosas y entonces sí que lo dejo, y me ahorro el trabajito. O unas termas... qué suerte encontrarlas, me ahorro el trazado de las aguas y construir las calderas para el caldarium.. sería genial, ya no se protege, ya no hay arqueología preventiva, claro, con esas clases de manifiesto... ¿¿¿quien se va a preocupar por rescatar cadáveres a dos metros bajo tierra, y entregarlos a sus familiares para que al menos, les den una sepultura cristiana??? Curioso... ahora que hemos vuelto a la dictadura franquista, con lo católico que era, y que no deje que su población lo sea... anodino total... en fin.

Como no me gusta mantener mucho tiempo mi estado anímico desfavorable al desarrollo neurológico de mi propia persona, trato de contrarrestar el desánimo de que vivo en un país........ (.......), encuentro esta agradable noticia, que me resulta curiosa, teniendo en cuenta los malos tiempos que corren para aquellos que amamos a las cosas... a la Historia... a los animales... al conocimiento.. a la educación... a la  inteligencia... a la razón y un largo etcétera que reúne a las Humanidades en general.


Tomada de museo arqueología sub-acuática.


¡¡¡Alguien que cuida de nuestro Patrimonio en el mar!!! deberíamos hacer una ola, manifestarnos en Cibeles y entregar octavillas por doquier celebrando que un grupito de mentes con luces, se mantienen en recordarnos que aun existimos, poco, pero existimos, y que aun son capaces de dejarnos ver la cara buena de la luna muerta (que no oscura, que es nuestro país en estos penosos momentos).

¿Quién velará por nuestro futuro?, ¿quién vela por MI patrimonio cuando no me dejen velar a mí misma por él? ¿Cómo conseguimos hacer entender a unos catetos que apenas han superado (raspado) el bachiller, la importancia que tiene para una nación, su Patrimonio? ese patrimonio que aunque la gente viva entre el Barça y el Madrid, resulta que nos da de comer..... a todos.... en España y olé. Si un país, gobernados por los que nos gobiernan, trata a lo que les da de comer, lo que es suyo, al fin y al cabo, con desidia... no quisiera saber cómo tratan a sus mujeres y maridos e hijos en sus casas... no quisiera no... pobres hijos de los de derechas... espero que no salgan gays, ni les de por adorar a los animales... y muchísimo menos, pobres los que salen humanistas... seguro que serían capaces de matar a sus propios hijos con tal de que no defiendan la razón, ante la estupidez.
Al final, los que queremos mantener y sostener y divulgar el conocimiento, tendremos que reunirnos en sectas mistéricas para apoyarnos y sobrevivir bajo tierra, porque sobre ella, igual, hasta nos disparan con el "cara al sol".

Interesante página para aquellos que les gusta la arqueología sub-acuática.