Translate

jueves, 3 de octubre de 2013

Museo recomendado: Parque Arqueológico Cueva Pintada en Gáldar

El Parque Arqueológico Cueva Pintada de Gáldar

Cartel del Parque Arqueológico


Aprovechando una estupenda charla con la que nos deleitó ayer tarde la Doctora Carmen Gloria Rodríguez sobre el Parque Arqueológico Cueva Pintada de Gáldar, quiero recomendar a mis seguidores y público en general o "públicos", como prefiere la Doctora Carmen Gloria, éste enclave tan particular y tan interesante.
Se trata de una conjunción de motivos por los cuales voy a recomendar en ésta entrada, dicho Parque Arqueológico.
Me ha llamado la atención que el grupo de profesionales que lo componen, tienen en cuenta tanto la formación profesional como la dirección de los conocimientos que han adquirido para poderlos plasmar con eficiencia y eficacia sobre los usuarios o públicos que visitan el enclave.
No se trata de un museo solamente, se trata de toda una estructura que engloba un Parque de éstas características con las limitaciones que tiene, por supuesto.
Trabajos de acondicionamiento del centro

Un equipo humano hace posible que las instalaciones sean lo más cómodas, didácticas y amenas posible, englobando así un sinfín de posibilidades afines a los visitantes.
Talleres tanto infantiles como destinados a mayores, para que interactúen con la Historia, para que cada uno la interprete como prefiera dentro de unos datos contrastados y veraces. Da la liberta para que cada uno salga de este lugar con su propia impresión, sin discusión, sin contraposición.

Un poco de Historia

Vista aérea de Galdar

El descubrimiento de la Cueva Pintada

Aunque probablemente la realización en 1862 de una serie de trabajos agrícolas relacionados con el cultivo de las tuneras para la cría de la cochinilla propiciaron el hallazgo fortuito de la Cueva Pintada, no es hasta 1873 cuando se fecha su descubrimiento oficial.
Fue en ese año cuando José Ramos Orihuela accedió a la cámara por una estrecha abertura en el techo.

Observó en sus paredes una serie de pinturas geométricas y esta circunstancia motivó la denominación popular de "Cueva Pintada", nombre que hizo fortuna y ha perdurado hasta la actualidad. Desde ese momento, la denominada Cueva Pintada se convirtió en lugar de obligada visita para todos los eruditos e investigadores interesados en el pasado prehispánico de la isla.
En 1876, Chil y Naranjo incluyó una somera alusión a este acontecimiento en sus "Estudios". Por su parte, también, en 1884 Diego Ripoche aportó detalles de gran interés acerca de los hallazgos al señalar en sus escritos: Encontrándose en su interior algunos cadáveres, vasijas y otros objetos que adquirieron algunos aficionados.
También en 1884, Olivia Stone visitó el recinto e insistió en que el monumento fuese adquirido por el Ayuntamiento para proceder a su limpieza y permitir el acceso al público.
en 1887, fue el antropólogo francés, René Verneau, quien visitó la cámara y realizó una descripción minuciosa en la que señalaba la singularidad y la cuidada ejecución de cada uno de los paneles polícromos.
Es justo señalar que desde finales del siglo XIX se produjo una temprana toma de conciencia de ciertos sectores de la sociedad que alzaron sus voces para recalcar la extraordinaria relevancia de este hallazgo y defender su conservación. Así, el cronista Batllori y Lorenzo, a través de las columnas de la revista El Museo Canario, lanzó una llamada desesperada para la protección de la Cueva Pintada bajo el lapidario título de "Mi última tentativa".
A lo largo del siglo XX continuaron las críticas a la desidia institucional, pero es sobre todo a partir del año 1967 cuando se inició una campaña de prensa en favor de la recuperación de este enclave, en especial de la mano de los historiadores como Celso Martín de Guzmán y Elías Serra Ráfols.
A Antonio Beltrán y José Miguel Alzola se debe el primer trabajo de investigación sistemático sobre el conjunto, publicado en 1974. Este estudio incluyó las primeras fotos a color y los dibujos más exactos realizados hasta esa fecha, contribuyendo sin duda a la difusión del yacimiento entre los especialistas.
Cueva Pintada policromada

La Cueva Pintada

En el recorrido del yacimiento destaca el conjunto troglodita, lugar desde el que se podrá acceder a la contemplación directa de las cámaras excavadas y de la propia Cueva Pintada.
Varios puestos interactivos con recreaciones virtuales reconstruirán topográficamente esta zona para tener una idea más aproximada de lo que fue este espacio, altamente alterado por los distintos avatares que afectaron a este conjunto arqueológico en las intervenciones realizadas  en los años setenta.

Sin duda, la contemplación del interior de la Cueva Pintada será el momento más intenso y esperado de la visita. La Cueva Pintada no es un único recinto, sino que forma parte de un complejo más amplio de seis cuevas excavadas por los antiguos canarios en le toba volcánica. 
Muchas de las dependencias de este conjunto troglodita conservan resto del almagre que decoraban sus muros y techos.

Condiciones del Centro: accesibilidad.

El parque está perfectamente preparado para cualquier tipo de personas. En primer lugar, su acceso físico está basado en unas rampas en metal que no son excesivamente incómodas incluso para aquellos que precisen algún tipo de transporte especial como puede ser una silla de ruedas, muletas, etc.


Cabe destacar el despliegue informático que éste también pone a disposición del receptor en sus instalaciones, independientemente de la guía que les acompaña durante la visita. El impacto visual de la Historia contada de "otra forma" de la que está el visitante acostumbrado a recibirlo, hace que éste centro de interpretación, tenga un equipo humano con amplias espectativas en el campo psicológico y emocional, del que accede por primera vez a la Historia de Canarias.

El tiempo y el dinero para la investigación que parte de este hallazgo, ha servido como recompensa , las visitas de unas ochenta mil visitantes anuales aproximadamente, teniendo en cuenta su situación geográfica, es una cifra nada despreciable aunque puede mejorar si ponemos un poco de nuestra parte como público asistente.
Recuperación y catalogación

El Parque Arqueológico, por supuesto, tiene su museo, con piezas cogidas y restauradas para su exposición con el mismo rigor que cualquier buen museo que se precie.
Donde nos redacta como un lenguaje muy claro el origen y el significado de cada una de las centenas de piezas que en él se exhiben. Vasijas, idolillos, herramientas, utensilios de cocina, ajuares personales, y huellas donde nos cuentan cómo se hacían sus casas y con qué.
Museo de la Cueva Pintada

Reconstrucción de una de las casas

Pintadera Canaria


Uno de los atractivos que se unen a este espacio cultural variado, es las visitas nocturnas, donde todo parece cambiar bajo la luz de los focos. Estas visitas están programadas y pueden hacerlas todo tipo de públicos, verdaderamente impresionante, y una iniciativa a copiar por muchos...
Visita al Yacimiento

Para ir acabando con esta propuesta, decir que la increíble forma que han desarrollado los arquitectos y arqueólogos de mostrarnos el "premio" final, es ciertamente una novedad. Nadie se espera que para ver la cueva pintada, no hace falta pasar un entramado de camino angosto y piedras sueltas que requieren de un calzado apropiado para ir al campo a explorar. La cobertura de la cueva es un espacio evidentemente emotivo, el cual realza el valor y el trabajo de todo equipo que hizo posible que hoy, podamos admirar no sólo el contenido de los restos arqueológicos, sino la forma que han conseguido transmitirnos esos hallazgos, que, personalmente, me han parecido vanguardistas y profesionalmente sobresaliente.

Cueva Pintada

Admirar las pinturas sin "desgastar" la cueva, sin exponerla directamente al tacto de nuestra sociedad, pero sin embargo, estando dentro de ella, es, sin duda, una sensación como pocas veces logradas por otros centros de este tipo.
Por lo expuesto aquí, por lo no expuesto para no sobrecargarles de información, por lo que no digo para  que lo puedan ver y sentir, y porque hay que ir a participar... les recomiendo encarecidamente, la visita a este Museo y Parque Arqueológico grancanario.


Webgrafía utilizada: